Posteado por: Rita Lozano | octubre 25, 2009

de la buena intención… a la acción

Aunque escribir cosas sobre ecología es nuevo para mí, en el campo de la salud, años de experiencia me han demostrado que la información sobre las consecuencias negativas no son suficientes para iniciar una acción que prevenga o evite el daño posible.  Sobre todo si las consecuencias son a largo plazo y la persona no tiene una referencia palpable de la gravedad a la que se enfrenta.

De esta manera, problemas como el uso de sustancias adictivas y cáncer de piel, entre otros que se pueden evitar, aún tienen importante incidencia.

En el cuidado del medio ambiente pasa algo similar. Tener información de lo que puede suceder no es suficiente para originar una acción. Por otro lado, la creatividad en la implementación de métodos, con recompensas a corto plazo parecen tener una respuesta positiva por parte de las personas, que entonces actúan de manera inmediata.

Estas recompensas, no necesariamente tienen que ver con objetos o cuestiones monetarias. El reconocimiento o la diversión son dos contrapartes que han demostrado funcionar con efectividad… y para muestra un botón.

Los siguientes dos videos son propuestas del sitio  de “The fun theory” o la teoría de la diversión, al cual pueden accesar en el siguiente URL:  http://www.thefuntheory.com , ellos plantean que algo tan simple comop la diversión es la manera más fácil de cambiar la conducta de las personas para mejorarla. Ya sea para sí mismo, para el ambiente o para algo totalmente diferente, la única cosa que importa es que es un cambio para mejorar. Y por cierto, tienen abierto un concurso de propuestas, por si a laguien le sirve el dato.

En esta propuesta algo tan sencillo como un estímulo auditivo divertido ayudó a que durante un día se recolectaran 72kg de basura en ese bote, lo que es 41kg más que en un bote normal que estaba a poca distancia de ahí.

El URL del video: http://www.youtube.com/watch?v=zSiHjMU-MUo

Hacer que las personas tomen las botellas de vidrio de su casa y las lleven hasta este centro colector, me parece que realmente es una acción significativa.

Asimismo, en el hogar, no estaría de más, tartar de crear alternativas divertidas para que los miembros de la familia comiencen a realizar cosas sencillas como separar la basura. Estas acciones, si son reforzadas y repetidas continuamente, se convertirán en hábitos.

Hábitos con los que crecerán y que más tarde enseñarán a otras personas o a sus descendientes. Me parece que en los hábitos está la clave, para lograr que en las siguientes décadas comencemos a lograr un equilibrio con la naturaleza. Pero esto sólo lo sabremos si empezamos a actuar hoy.

Rita.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: